Buscar este blog

Cargando...

jueves, 1 de diciembre de 2011

PÁRRAFO


Es la unidad gráfica y conceptual que forma un texto escrito en prosa. De igual manera que un rompecabezas está conformado por piezas, un texto se compone de párrafos. El párrafo, a su vez, está formado por oraciones y estas le dan coherencia y cohesión a la idea que se comunica.
Los aspectos del párrafo son:
• Externo o gráfico: identificamos al párrafo porque inicia con una mayúscula y termina con un punto.
•Interno o conceptual: busca expresar una sola idea a través de varias oraciones; esto quiere decir que, cuando cambiamos de idea, es preciso cambiar de párrafo.
Cada párrafo está formado por una oración principal que resume la idea general que se quiere dar a conocer y otras oraciones, llamadas secundarias, que se derivan de la primera y que se pueden ayudar a explicar, dar ejemplos, hacer conjeturas, comparaciones o inclusive, contradecir la idea principal.
Estructura: Se refiere al orden en que está escrito el texto. Este orden está definido por los párrafos que lo integran.
Unidad: Un texto debe referirse a un tema en particular. Si, por ejemplo, un párrafo se refiere a un tema y el siguiente a otro, decimos que falta unidad temática pues salta de una cosa a otra. Por eso, antes de escribir, es muy importante tener claro el tema que se va a desarrollar para que el texto guarde unidad o uniformidad temática.
Coherencia: Es la propiedad que hace claro y comprensible un texto, pues sus ideas secundarias apoyan siempre a la principal. Si las ideas de un texto se contradicen unas a otras, decimos que falta coherencia en lo que se esta diciendo.
Los tipos de párrafo se clasifican en: introductorio, transitorio, conclusivo y explicativo. Una buena manera de reconocer qué tipo de párrafo es, implica verificar cuál es su lugar dentro del texto; es decir su lugar físico y la función que realiza dentro del mismo.
Introductorio: El párrafo introductorio es la manera en que el autor te presentará el tema; por ello, este tipo de párrafo tiende a ser muy general, es decir, todavía no entra en materia, solo te indica de qué va a hablar de ahora en adelante. Es como una manera de aterrizaje.
Transitorio: Como su nombre lo indica, pretende hacer una transición entre un párrafo y otro. Como el texto se va construyendo párrafo a párrafo, es preciso crear ligas o puentes entre uno y otro.
Puede indicar información importante dentro de un discurso, pero su función principal es crear una relación entre una idea y otra. Por eso, este tipo de párrafo se encontrará en medio del texto; es decir, no será nunca ni el primero ni el último en la estructura gráfica.
Conclusivo: Lo encontramos normalmente al final de la estructura gráfica del texto. Su función, como su nombre indica, es dar una conclusión o cerrar el tema del que se esta hablando.
Explicativo: Pretende dar claridad sobre el tema en cuestión; es decir, nos ofrece una explicación en torno a la idea principal del texto. Podemos encontrarlo en medio de la estructura gráfica y muchas veces, después del párrafo introductorio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada